Qué es alicatar un baño o cualquier otra estancia

Alicatar un baño u otra estancia de una casa es un término muy frecuente usado en construcción y que aparece en la mayoría de los casos cuando queremos reformar nuestro piso. En Reformas Moratalaz sabemos que es un término que mucha gente confunde, así que vamos a ver qué es exactamente.

Qué es alicatar un baño

Alicatar un baño, o cualquier pared de una casa, es un proceso muy sencillo que consiste en revestir las paredes con baldosas o azulejos. Estos revestimientos son muy comunes en las estancias húmedas de una casa, como el baño o la cocina. Para adherir el material correctamente a la pared se usan mezclas adhesivas.

En el mercado podemos encontrar un sinfín de mezclas para hacer un alicatado, y la mayoría de ellas solo requieren de agua para su ejecución. Sin embargo, es recomendable combinarlas con morteros de cemento para que duren muchos años.

Para qué sirve un alicatado de paredes

Alicatar un baño o una pared de nuestra casa sirve fundamentalmente para añadir propiedades visuales y estéticas a nuestras paredes, pero también presenta otras ventajas como:

  • Facilitar la limpieza de una pared: En estancias como cocinas y baños es común la aparición de vapores de agua y gases, los materiales de los que se compone un alicatado facilitan la limpieza y el mantenimiento de las paredes.
  • Impermeabilizan: Alicatar un baño implica aumentar la impermeabilización de sus paredes, con esto evitamos los posibles daños provocados por la humedad o el moho.
  • Aíslan: Dependiendo de los materiales a utilizar, se consiguen mejores grados de aislamiento térmico y acústico.
  • Incrementan la durabilidad y la resistencia: Los azulejos son capaces de soportar muy bien golpes y arañazos en comparación con el resto de los materiales.
  • Renuevan espacios: Es perfecto para reformar una vivienda, ya que un alicatado moderniza una estancia.

Como hemos podido ver, alicatar un baño o cualquier otra pared presenta una serie de beneficios incuestionables en una vivienda, por ello es una de las acciones más empleadas tanto en obra nueva como en rehabilitación. Si quieres saber cómo alicatar tus espacios, ponte en contacto con nosotros.