Duchas de obra rústicas

Las duchas de obra rústicas se están poniendo de moda en todo tipo de viviendas, no hace falta tener una casa en el campo para amueblarla con tonos luminosos, naturales o artesanales. Este tipo de decoración es perfecto para todo tipo de viviendas por la sensación de confort y calidez que ofrece y perfecto para aquellos baños pequeños en todo tipo de viviendas en las que solo haya sitio para colocar platos de ducha de obra rústicos. Por ello, en Reformas Moratalaz vamos a darte ciertas ideas para darle ese aire rústico a tu cuarto de baño.

Características de las duchas de obra rústicas

Las duchas de obra rústicas deben tener algo de madera que les imprima ese carácter campestre que tanto nos gusta haciéndonos pensar en la naturaleza. Pese a lo que contrariamente se piensa, si la madera está bien tratada, puede colocarse perfectamente en un cuarto de baño. Puedes usarlo perfectamente tanto en techos como en paredes.

La característica principal que tiene una ducha de obra es ese carácter tosco y particular que le imprime un estilo intrasferible en la decoración de un cuarto de baño. Además, el que sea de obra, seguro que la hace única y totalmente personal.

Otro elemento que predomina en todo lo rústico es la piedra, muy aplicada en los revestimientos de las duchas de obra rústicas. Puedes colocarla de suelo a techo o solo en parte, quedando realmente estético ese efecto rompedor con los materiales.

platos de ducha de obra rústicos

Si eres reacio a la colocación de estos materiales, también existen otros tipos que imitan a la perfección el estilo rústico. Y son los cerámicos. Actualmente hay modelos muy bonitos de baldosas y azulejos artesanales que imitan a la perfección tanto a la madera como a la piedra, dando un carácter muy alegre y risueño a las duchas o a los platos de ducha de obra rústicos.

Alternativas de decoración en los platos de ducha de obra rústicos

Es posible y queda muy bonito el alternar lo rústico y lo vintage. Una ducha con estilo retro combinado con elementos de madera y piedra en el resto del cuarto de baño, puede quedar muy original. Puedes jugar a este respecto, tanto con la decoración como con el mobiliario, instalando por ejemplo, un antiguo lavabo con línea vintage y diseño sofisticado. Seguro que si has ido a casas rurales, te habrás encontrado con este tipo de alternancias en los estilos.

Para alternar lo rústico con lo moderno, un truco muy simple es dar algún toque de colorido negro. Alternas baldosas rústicas con detalles en negro combina a la perfección. O si lo prefieres, puedes usar otros trucos como las griferías, los toalleros o si tienes tuberías vistas, pintarlas en negro.

Por último, una de las características que no pueden faltar en las duchas de obra rústicas es la iluminación natural. Si tienes posibilidad, un tragaluz, sería perfecto. Si por el contrario, no hay manera de tener luz natural, la iluminación debería de ser lo más cálida posible y que pueda combinar con los colores que has elegido.

Tanto las duchas de obra rústicas como los platos de ducha de obra rústicos son una excelente opción de decoración en un baño. Madera, piedra y materiales artesanales, combinados con otro tipo de diseños, harán de tu cuarto de baño un lugar acogedor, confortable y sobre todo único. Y recuerda, si quieres realizar un cambio de bañera por plato de ducha de obra rústico, nosotros podemos darte todo tipo de información.