¿Cúales son los mejores sistemas de calefacción económicos para casas? Conoce los diferentes tipos de calefacción

Una de las obras de reformas más habituales es una nueva instalación de calefacción en una vivienda. Y a la hora de plantearla, es conveniente saber los diferentes tipos de calefacción existentes. Por ello, en este artículo vamos a describir cuáles son los mejores sistemas de calefacción económicos para casas y así puedas realizar la mejor elección a la hora de realizar una reforma en Moratalaz o en cualquier lado.

¿Cuáles son los mejores sistemas de calefacción económicos para casas?

Ante la pregunta del mejor sistema de calefacción, no hay una respuesta correcta, porque dependerá de muchos factores, como las características de nuestra casa y las necesidades de calefacción e inversión que estemos dispuestos a soportar.

¿Cuáles son los mejores sistemas de calefacción económicos para casas?

Estos son los factores que debemos tener en cuenta a la hora de elegir el sistema de calefacción más adecuado en casa:

  • El tamaño de la casa: Para la elección de los mejores sistemas de calefacción económicos para casas hay que tener en cuenta su superficie. Dentro de los diferentes tipos de calefacción existentes, unos son más indicados para superficies pequeñas y otros para casas más grandes.
  • La orientación de la casa: La temperatura de la casa dependerá de si la casa está orientada al norte, sur, este u oeste. La fachada más fría será la que dé al norte, mientras que la más caliente será la orientada al sur.
  • Aislamiento: El buen efecto aislante de la casa puede ahorrar más energía y puede afectar nuestra toma de decisiones.
  • Las necesidades de calefacción que tengamos: Si necesitas calentar todas las estancias o parte de la casa, o calentamos todo el día o solo en determinadas horas, o la primera o segunda vivienda (solo en verano / invierno …).
  • El clima de la región: Vivir en zonas costeras con temperaturas moderadas provocan temperaturas diferentes que en interiores o en zonas montañosas, que suelen ser más frías.
  • Precios de la energía: Dependiendo de si estamos usando electricidad, gas natural u otros combustibles, veamos sus precios actuales y futuros.
  • La complejidad de la instalación: A lo mejor, no merece la pena hacer obras y preferimos irnos a sistemas menos complejos de instalación y mantenimiento.
  • Si el sistema requiere mucho mantenimiento (revisiones, costos de reparación, limpieza, etc.) o casi ningún mantenimiento.
  • Respeto el medio ambiente y posibilidad de conseguir ayudas públicas. Este es otro aspecto a tener en cuenta, porque podemos obtener ciertos tipos de ayudas para reforma de vivienda utilizando fuentes de energía renovables como la biomasa o los paneles solares.

Como ves, son muchos los factores que inciden en nuestra decisión, pues depende de la importancia que le demos a ciertos aspectos, un sistema puede ser adecuado en ciertos casos, mientras que para otros habrá mejores resultados eligiendo otra forma de calefactar una vivienda.

Cada sistema puede usar la energía en el hogar de una manera diferente, por lo que puede ser diferente del sistema elegido por tus vecinos. Además, debemos recordar que los sistemas más utilizados no siempre son los más efectivos. Muchas veces, porque no se quiere realizar un gasto en instalación, elijo un método más cómodo, y esto no significa que sea uno de los mejores sistemas de calefacción económicos para pisos.

Por tanto, no debemos centrar demasiada importancia en la inversión inicial, sino en la manera que se puede ahorrar a largo plazo. Ahora repasemos los diferentes sistemas de calefacción:

Ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de calefacción

A continuación, vamos a conocer los diferentes tipos de calefacción existentes, analizando sus ventajas e inconvenientes. De esta manera, podrás hacerte una idea de cuáles son los mejores sistemas de calefacción económicos para casas, oficinas o negocios.

Calderas de gas con radiadores, uno de los tipos de calefacción más utilizados

Las calderas de gas utilizan gas natural (o gas ciudad) como combustible para calentar el agua, y el agua se puede utilizar para calefactar o como agua caliente sanitaria. El sistema de calefacción de gas se basa en un sistema de circulación de agua que pasa por toda la casa y calienta uniformemente toda la casa a través de emisores (normalmente radiadores).

Caldera y radiadores, uno de los mejores tipos de calefacción para viviendas

La principal ventaja de las calderas de condensación de gas es que pueden calentar casas grandes de manera uniforme, incluso en zonas con climas muy fríos. El sistema de caldera de gas con radiador es el sistema más utilizado en España.

Ventajas

  • Produce un calentamiento uniforme en toda la casa.
  • No reseca, a diferencia de otros tipos de calefacción como las bombas de calor.
  • Ideal en aquellos sitios con muchas estancias.
  • Uno de los mejores sistemas de calefacción para pisos y casas ubicados en zonas muy frías, dado que conserva muy bien el calor.

Inconvenientes

  • Tienen la desventaja de la necesidad de realizar inspecciones periódicas por parte de la compañía suministradora.
  • Problemas en aquellas zonas aisladas donde no hay un suministro de gas constante.

Sistema recomendado para siempre que estemos interesados ​​en calentar toda la casa por igual. Todos los tipos de casas (independientemente del tamaño) pueden usar gas natural. Se recomienda para todo tipo de zonas, pero son especialmente rentables en climas fríos. Una gran opción dentro de los sistemas de calefacción para viviendas unifamiliares.

Calderas de gasoil

Es un sistema alternativo a las calderas de gas. Las calderas diésel se utilizan con gasóleo, pudiéndose utilizar para calefacción doméstica y agua caliente sanitaria. En comparación con las calderas de gas, sus principales ventajas son el alto rendimiento y los bajos costes de instalación. Por otro lado, algunas de sus desventajas son los altos precios del combustible y no poder contar con una continuidad en el suministro, a contrario que sucede con el gas natural o la electricidad. Para que funcionen, hay que comprar el diesel, transportarlo y almacenarlo en casa.

Ventajas

  • Al no necesitar suministro de redes existentes, pueden instalarse en cualquier tipo de ubicación.
  • Tienen uno de los mejores rendimientos de los tipos de calefacción existentes, lo hacen rápido y además, con bajo coste.
  • Menos gastos en instalación y mantenimiento que las de gas.
  • Tienen una alta longevidad.
  • Las calderas de condensación son de las más eficientes (un 98%).

Inconvenientes

  • Elevado precio del gasoil.
  • El combustible debe ser comprado, llevado y necesita de un espacio grande de almacenamiento.
  • Son menos eficientes que otros sistemas y presentan un alto grado de contaminación ambiental.

Este sistema es ideal para aquellas viviendas apartadas donde no existe un suministro de gas y hay problemas, también, con el suministro eléctrico.

Calderas eléctricas

Las calderas eléctricas utilizan electricidad para calentar agua, por lo que evitamos cualquier fuga de gas o problemas de intoxicación por monóxido de carbono. Además, no dependemos del suministro que llegue a nuestra zona y nos ahorraremos el coste de instalación de gas natural. Al igual que las calderas de gas o gasoil, las calderas eléctricas se utilizan tanto para la calefacción como para el agua sanitaria (ACS) de nuestro hogar.

Ventajas

  • Pueden instalarse en cualquier lado, haya o no suministro eléctrico, ya que en estos casos pueden realizarse a través de paneles solares.
  • No hay fugas de ningún tipo, son mucho más seguras que aquellos sistemas que se alimenten de gas o gasoil.
  • Instalación muy simple.
  • Apenas requieren de mantenimiento.

Inconvenientes

  • Consumen más que otros tipos de calefacción.
  • Pueden tener elevados costes debido a la volatilidad de las facturas eléctricas.

Son ideales para viviendas donde no haya suministros de gas y requieran una calefacción temporal. Al mismo tiempo, tienen unos buenos rendimientos económicos si la electricidad se consigue mediante paneles solares.

Bombas de calor, uno de los tipos de calefacción más eficientes

Un aparato de aire acondicionado con bomba de calor puede generar calor y frío, lo que es muy adecuado para zonas costeras o del interior con temperatura moderada. El sistema descarga aire caliente a la temperatura requerida y es muy eficiente, especialmente gracias a la última tecnología en inverters. La desventaja es que el aire de escape suele ser muy seco, por lo que no es recomendable para personas con problemas respiratorios o de las mucosas.

Los mejores sistemas de calefacción económicos para casas, la bomba de calor. Conoce los diferentes tipos de calefacción existentes

Si solo queremos climatizar una parte concreta de la casa en lugar de toda la casa, entonces este sistema de climatización es la opción ideal. Puede realizarse mediante diferentes equipos o con un equipo multisplit. Por otro lado, también puede ejecutarse un sistema de conducciones conectadas a un solo aparato que pueden calefactar todas las áreas de la vivienda. Perfecto para viviendas tipo loft, u oficinas o locales comerciales, donde la superficie no es demasiado grande y hay un espacio abierto para que el aire circule fácilmente. En estos casos, con unidad de aire acondicionado (tipo split) es suficiente.

Ventajas

  • Tiene una alta eficiencia energética.
  • Uno de los mejores sistemas de calefacción económicos para casas situadas en climas templados y suaves.
  • Facilidad de instalación.
  • Sirven tanto para emitir aire caliente y frío.
  • Pueden controlarse las diferentes temperaturas de las distintas estancias.
  • Mantenimiento muy simple.

Inconvenientes

  • Resecan el ambiente, no indicado para aquellos hogares donde haya personas con problemas respiratorios.
  • No reparten un calor uniforme, a no ser que se canalicen mediante conductos.
  • No es indicado para climas fríos, ya que para obtener altos rendimientos puede ser un sistema muy caro debido al alto consumo energético que ocasiona.

Es un sistema ideal para casas pequeñas y aquellas que estén situadas en climas suaves y para aquellas en que tengan espacios abiertos.

Estufas y calderas de biomasa, uno de los mejores sistemas de calefacción económicos para casas

Cuando no tenemos ningún tipo de suministro de gas o electricidad en casa, las estufas de biomasa son otra opción. Este tipo de estufas también tiene un alto poder calorífico y casi no produce desperdicios. Por otro lado, necesitamos comprar constantemente leña o pellets, y necesitamos tener una cierta cantidad de espacio de almacenamiento.

La biomasa es un combustible renovable derivado de residuos orgánicos y biológicos, como estufas de leña, huesos de aceituna, cáscaras de nueces, escombros forestales o las famosas estufas de pellet que utilizan aserrín compactado (pellet). Este tipo de calefacción puede realizarse de forma central a partir de calderas de biomasa o a través de estufas individuales repartidas en las diferentes estancias.

Ventajas

  • Es uno de los tipos de calefacción más ecológico. No contaminan, ya que apenas producen humos.
  • Hay ayudas públicas para la instalación de este tipo de calefacción.
  • Presentan una gran eficacia y rendimiento.

Inconvenientes

  • Necesitan de bastante mantenimiento, deben limpiarse regularmente para que las cenizas no obstruyan sus conductos.
  • Deben conectarse a una salida de humos.
  • Las calderas son más caras que en otros sistemas de calefacción.

Este sistema es ideal para aquellas casas que requieran de calefacción habitual que dispongan de salida de humos y solo se quiera calentar pocas estancias, o dispongan de una única habitación. Perfecta para aquellas personas con alta conciencia ecológica. Además, es uno de los sistemas de calefacción más económicos para casas.

¿Cómo debo elegir dentro de los diferentes sistemas de calefacción económicos para casas?

A la hora de realizar la reforma de tu casa y elegir dentro de los diferentes tipos de calefacción existentes, lo primero que debes hacer es plantearte si merece la pena invertir en uno de los diferentes sistemas de calefacción económicos para casas cuando tienes un aislamiento térmico interior deficiente.

Piensa que, por mucho que te gastes en la calefacción, si tu casa tiene muchas fugas de temperatura no va a ser una buena decisión. Cualquier profesional con experiencia te dirá que a la hora de reformar o instalar un sistema de calefacción en tu casa, primero aíslala bien y después pongas la calefacción. De esta manera, aunque se precise de algo más de inversión al principio, se rentabilizará gracias al ahorro energético que tendrás.

Ahora bien, para la elección de los diferentes sistemas de calefacción económicos para casas existentes, ten en cuenta todas los ventajas e inconvenientes y los consejos detallados en el presente artículo. Hay diferentes tipos de calefacción en función de la tipología de la casa, de donde está ubicada, de su superficie y de varios parámetros más que hemos indicado. Y además, tanto sus puntos fuertes como los débiles, están perfectamente identificados. Puedes pedirnos un presupuesto sin compromiso, ya que estamos enteramente a tu disposición.